La Tienda de los Deseos Malignos. Cosas Necesarias

Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

     ¿Qué  pensarías si, de la noche a la mañana, un buen día aparece en tu pueblo o ciudad una tienda cuyo unico aviso diga “COSAS NECESARIAS”??

…”Sus ojos, tan grandes y oscuros. Brian sentía que nadaba en ellos. –Esta tarjeta tiene dos precios, Brian. Mitad… y mitad. Una mitad es en efectivo. La otra es un trato. ¿Comprendes?”…

     Es así como inicia esta obra que ahora les traigo de Stephen King.

   

  La historia se desarrolla en un pequeño pueblo llamado “Castle Rock”, un hombre llamado Leland Gaunt inaugura esta tienda, de manera extraña, parece que el señor Gaunt tiene en su tienda exactamente el objeto que necesita cada persona del pueblo.

     Por supuesto, los detalles comienzan a indicarnos de que va este personaje, en su descripción, la gente del pueblo rara vez coincide sobre el color de sus ojos, todos se sienten algo hipnotizados en su presencia y el contacto con el les asquea y horroriza a todos.

El personaje es de verdad fascinante, toda la historia gira alrededor de este vendedor.

 

El señor King se encarga de darle ese aire de misterio que atrae, que engancha, como pocos personajes en estas historias pueden hacerlo, llegando el lector incluso a sentir cierta simpatía por el oscuro personaje, hasta que comienzan los sucesos…

 

…”Wilma se agachó, sosteniendo el cuchillo hacia adelante como una navaja gigantesca. Cuando Nettie se acercó, Wilma lo impulsó hacia el frente. El cuchillo se hundió en los intestinos de Nettie y luego ascendió, hendiendo el estómago, lo cual hizo que brotara un chorro de sustancia fétida. Wilma sintió un momento de terror por lo que había hecho –¿realmente sería Wilma Jerzyck la que estaba en el otro extremo del acero enterrado en Nettie?– y se relajaron los músculos de su brazo. El ímpetu ascendente del cuchillo murió antes de que la hoja pudiese alcanzar el corazón de Nettie, el cual bombeaba frenético.

–¡OOOH, MUJERZUELA! –gritó Nettie, y arremetió con la cuchilla en un movimiento descendente. Se enterró hasta el mango en el hombro de Wilma y le rompió la clavícula con un crujido sordo.”…

     De un momento a otro, todos en el pueblo están en deuda con el señor Gaunt, después de todo, les dió lo que mas deseaban, Elvis, estar en el Arca de Noé, un rabo de zorra, oh, si los había hecho felices, felices…

 

Para descargar esta buena novela, haga clik en:

COSAS NECESARIAS. La Tienda de los Deseos Malignos.Descargar Gratis

 

User Rating: 0.0 (0 votes)
Sending
Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin