La Isla de los Muertos. Poveglia

Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
5Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Poveglia la Isla de los Muertos

     La pequeña Isla de Poveglia, también conocida como Isla de los Muertos, está ubicada entre Venecia y el Lido en la Laguna de Venecia, al norte de Italia. Un pequeño canal divide la isla en dos partes y a día de hoy su visita sigue estando prohibida.

     Los ciudadanos de Venecia la llaman “la isla del no retorno”. En ocasiones, el oleaje es capaz de arrastrar restos humanos carbonizados procedentes de una terrorífica historia.

     Se dice que la Isla de los Muertos a veces parece poblada, por las voces y el movimiento que se percibe en ella en las noches aún cuando nadie la habita. Más de una persona se ha perdido al ir a visitarla, algunos grupos de chicos que fueron por pasar el rato, con bebidas, no regresaron.

  Todo comenzó en la época romana, la isla fue usada para aislar a las victimas de una peste mortal. Imaginen, encerrados en una isla, todos infectados a esperar su muerte, muchos se suicidaban por no soportar esperar la muerte en esas condiciones.

     Iniciando el  Renacimiento (XIV ),Europa sufrió una tremenda plaga de peste bubónica (entre otras referencias, El Decameron de Bocaccio trata al inicio sobre esta peste, situación que obliga a los personajes de su famosa novela a aislarse y luego contar las 100 historias.  En Venecia la peste se concentró e hizo más daño, un lugar del que era imposible escapar ya que sus sucias aguas, la humedad y el trasiego de mercaderes hicieron el resto.

 

La Isla de los Muertos

 

     En pleno apogeo de la peste, los cadaveres terminaron apilándose cual si fuesen naipes. Es entonces cuando las autoridades deciden por consenso que los cuerpos fuesen trasladados a Poveglia, la Isla de los Muertos. Luego, ante la devastación de la peste, las autoridades médicas y civiles decidieron que no sólo había que llevar a los muertos, sino también a los que padeciesen los síntomas. Hasta allí eran arrastrados hombres, mujeres y niños todavía vivos y lanzados a las piras crematorias. En pocos años más de 160.000 personas acabaron sus días en aquella isla.

 

     Esto explica los llantos, lamentos y gritos que se escuchan desde las embarcaciones en que se acercan curiosos a la Isla de los Muertos, sobre todo en las noches. Fantasmas, espectros de estos pobres seres condenados a morir aislados en una isla, rodeados por miles de personas también contagiadas.

      La isla se ha convertido en una zona podrida. El suelo de la isla junto con los restos carbonizados de los cuerpos arrojados allí, ha desembocado en la creación de una gruesa capa de ceniza pegajosa. El núcleo de la Isla de los Muertos es, literalmente, los restos humanos que ha dado a la isla una reputación detestable, sin embargo, muchos disfrutan sus vinos y constantemente grupos de jovenes se lanzan a la aventura de visitarla, a sabiendas de que otros han muerto y desaparecido en el intento, los fantasmas, los llantos y apariciones en las noches siguen atrayendo a muchos.

     Lo curioso de este caso es que en esta isla hay unos muy conocidos viñedos, sus dueños son los únicos que pueden visitar la Isla de los Muertos legalmente y se dice que el vino tiene un sabor muy especial. ¿Es posible que los muertos, los huesos y restos enterrados den un sabor mejor al vino? Si, creo que lo es, esperemos que los capitalistas del mundo no se enteren, pues podrían crear “artificialmente” varias Islas de los Muertos como negocio.

 

User Rating: 0.0 (0 votes)
Sending
Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
5Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin