La Rectoría embrujada de Borley.

    

Es uno de los lugares mas tenebrosos del mundo, la historía es terrorífica y muy triste:

Se cuenta que en el lugar se situaba un monasterio benedictino, construido supuestamente en 1362.

Un monje de este monasterio mantuvo un romance con una monja de un convento cercano, cuando el romance fue descubierto, el monje fue ejecutado mediante ahorcamiento y la monja fue tapiada viva!!! en los muros del edificio.

 

      El primer evento paranormal fue reportado alrededor de 1863, según el cual se oían pasos inexplicables en el interior de la casa. El 28 de julio de1900 cuatro de las hijas del rector afirmaron haber visto el fantasma de una monja a 40 yardas de distancia. Según relataron, se intentó hablar con el fantasma pero este desapareció a medida que se acercaban a el. Más tarde hablarían de numerosas apariciones y muy habituales. Varias personas admiten haber sido testigos de fenómenos inexplicables como «un carruaje fantasma impulsado por dosjinetes sin cabeza».

 

     E.D. Bull, sacerdote artífice de la construcción en 1863 y primer inquilino, no se vio afectado por las leyendas en un principio. Pero con el paso del tiempo el misterio fue transformándose en una realidad diaria.

 

     Durante los 65 años en los que la familia Bull estuvo en la rectoría, desde 1863 hasta 1927, se produjeron una extensa lista de hechos inauditos. Experiencias y manifestaciones que fueron corroboradas por vecinos de las localidades colindantes.

     Pero todo “estalló” cuando el sacerdote Eric Smith se instaló en la mansión y dio a conocer a los periodistas del Daily Mirror la extraña casuística que estaba padeciendo.

     Los fenómenos que se producían eran muy variados: el inexplicable tintineo de las campanillas y los timbres, la observación de una figura luminosa ataviada con vestimenta de monja por el jardín, el característico movimiento de objetos, sonidos de pasos por las habitaciones, las llaves de las puertas saltaban de las cerraduras, volaban piedras desde el tejado e incluso se pudieron escuchar gritos desgarradores y el paso de carruajes inexistentes por los alrededores del lugar.

 

      A finales del año 1930 la rectoría fue comprada por el reverendo Lionel Foyter, su mujer y su hija adoptiva. Sólo vivieron allí 5 años. Su mujer, Marianne, contó qué había sido testigo de varias manifestaciones sobrenaturales: escrituras en las paredes, voces, pasos sin que hubiera nadie,…

     Harry Price, a los tres díasde su primera visita y desbordado por los acontecimientos, decidió organizar una sesión de espiritismo para intentar esclarecer el enigma. En el experimento participaron el reverendo Smith, su esposa, una médium y el propio investigador. El resultado terminó de sembrar el desconcierto: el espíritu del sacerdote Henry Bull, antiguo regente y constructor del edificio, informó sobre el truculento pasado del lugar.

 

      El reverendo contó que la campana sonaba y que veía apariciones del reverendo Henry Bull. Libros y objetos diversos aparecían de ninguna parte, se desplazaban, se caían al suelo o salían despedidos por el aire. Después de haber intentado un exorcismo, su mujer Marianne, fue lanzada fuera de la cama muchas veces. Al abandonar ellos la casa y debido a la reputación del lugar, nadie más quería vivir en ese lugar.

     En 1939, en la noche del 28 al 29 de febrero, el rectorado se incendió y dejó al descubierto una cava en la que había un esqueleto, puede que fuera el de la monja encerrada viva hacía varios siglos…

 

Harry Price junto a la familia Foyster

2 comentarios

  1. La Rectoría embrujada de Borley. | LaMansiondelTerror dice:

    […] La Rectoría Embrujada de Borley […]

  2. Anónimo dice:

    el propio aa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.