El Exorcismo de Emily Rose en la vida real.

Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
59Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

       Emily Rose, la chica cuya historia conocimos en la famosa película, en vida real se llamó Anneliese Michel, de origen alemán y fue poseida por seis demonios que la consumieron y destruyeron poco a poco. A continuación conoceremos detalladamente el caso del Exorcismo de Emily Rose:

 

El Exorcismo de Emily Rose

      Hasta los 16 años Anneliese fue una chica normal, pero a esa edad empezó el martirio. Comenzó a sentir sacudidas que estremecían todo su cuerpo además de tomar posturas humanamente imposibles. Al ver esto, sus padres la llevaron a la Clínia Psiquiátrica Wurzburg, dónde posteriormente le diagnosticarían Epilepsia, su tratamiento duró un largo tiempo sin que llegara a haber algún signo de mejoría. Desde ese momento Anneliese empieza a tener visiones diabólicas durante sus continuos rezos (fue educada en la religión católica).

      Esto ocurrió en 1973. Las visiones fueron seguidas de voces y de acoso por parte de demonios, lo que hizo que la familia de la chica pasara más de un año buscando un pastor para que le hiciese un exorcismo, pero el procedimiento exigido por la iglesia les hizo esperar, había ciertos requerimientos que aún ho cumplía su condición (hasta para esto existe el protocolo)

 

      En 1974, después de haber supervisado a Anneliese por algún tiempo, el pastor Ernst Alt solicito permiso para realizar un exorcismo al Obispo de Wurzburg. La solicitud fue rechazada y seguida de una recomendación de que Anneliese debía recibir un estilo de vida más religioso con el propósito de que encuentre la paz. Anneliese empeoraba, se negaba a comer porque los demonios no la dejaban, gritaba por toda la casa hasta sangrar, comía moscas, arañas, carbón, rompía crucifijos y cuadros religiosos, bebía su propia orina, botaba los rosarios  y empezó a mutilarse.

 

Esta era Anneliese antes de la posesión demoníaca

 

Emilt Rose

Y así quedó poco antes de morir:

 

Emily Rose poseída

 

     Luego de todas esas acciones en Septiembre de 1975 el Obispo de Wurzburg, Josef Stang, asignó al padre Arnold Renz y al pastor Ernst Alt la orden de llevar a cabo el exorcismo sobre Anneliese Michel.

     Se determinó que Anneliese debía ser salvada de varios demonios, incluyendo a Lucifer, Judas Iscariote, Caín y Fleischmann, un cura del Siglo XVI, y algunas otras almas atormentadas que se manifestaban a través de ella. Entre septiembre de 1975 hasta julio de 1976 se le practicaron una o dos sesiones de exorcismo por semana, los ataques de Anneliese eran tan fuertes a veces que debía ser sostenida por tres hombres e incluso hubo que encadenarla. Durante este tiempo, Anneliese regreso a una vida, hasta cierto punto, normal, tomó los exámenes finales de la Academia Pedagógica de Wurzburg e iba a la iglesia.

     Los ataques, sin embargo, no pararon. De hecho, se le paralizaba el cuerpo y caía inconciente poco después. El exorcismo continuó por muchos meses más, siempre con las mismas oraciones y conjuros. Algunas veces estaban presentes en los rituales miembros de la familia y visitantes, como por ejemplo un matrimonio que alegaba haber “descubierto” a Anneliese. Por varias semanas Anneliese se rehusó a comer y sus rodillas se rompieron por las 600 genuflexiones que hacía obsesivamente durante cada sesión.

Emily Rose endemoniada

     El último DIA del Rito del Exorcismo de Emily Rose fue el 30 de junio de 1976, y para este punto Anneliese sufría de neumonía, también estaba completamente delgada y tenía una fiebre muy alta. Exhausta y físicamente incapacitada para hacer las flexiones por su cuenta, sus padres la paraban y la ayudaban con los movimientos. Lo último que le dijo Anneliese a sus exorcistas fue; “rueguen por el perdón” y a su madre le dijo; “mamá tengo miedo”. Anna Michel grabó la muerte de su hija al DIA siguiente, el primero de julio de 1976 al mediodía.

      Es uno más de esos casos que terminan llenos de hipótesis, algunos doctores fueron acusados por negligencia médica, argumentando que la medicación la condujo a la muerte, pero ni uno solo de los asistentes a los rituales de exorcismo negaban la veracidad de lo que ocurría, la cantidad de lenguas extranjeras y algunas extrañas que hablaba la niña. Antes de morir ya sus rodillas estaban destrozadas por las genuflexiones que hacía extrañamente mientras la exorcisaban, como una manera de los demonios de dejar claro que no la entregarían con vida.

Interesante caso ¿no? Ustedes que creen ¿?

¿Mala praxis médica o un nuevo triunfo del  demonio?

 

User Rating: 5.0 (1 votes)
Sending
Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
59Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin