BELA KISS. El asesino Húngaro y el crimen perfecto.

Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
2Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

BELA KISS. El asesino Húngaro y el crimen perfecto.

   Si puede hablarse de crimen perfecto, debemos aceptar que los crímenes de Bela Kiss entran en dicha categoría.

     El húngaro vivía en el pueblo de Czinkota con su joven esposa, quince años más joven, llamada María.

BELA KISS. El asesino Húngaro

     El matrimonio tenía bastante dinero, por lo que cuando llegó al pueblo rentó una casa y empleó a dos criados. Por deseo de Bela, los sirvientes pasaban la noche en sus propios hogares. De todas formas, ambos hombres hablaban maravillas de su atención, pero coincidían en que tenía gustos un poco raros y era poco comunicativo.
La gente del pueblo lo estimaba, lo consideraban un hombre respetable y educado.

BELA KISS. El asesino Húngaro

     El húngaro viajaba muy seguido, para atender diversos negocios, quedando largos períodos de tiempo fuera de casa.
Los habitantes del pueblo comenzaron a notar que durante aquellas ausencias, María se veía en la casa con un joven artista llamado Paul Bihari.

     En el momento en que los ciudadanos consideraron que sería correspondiente avisar a Bela de la infidelidad de Maria, éste llegó repentinamente de uno de sus viajes, y se encontró con la casa vacía y una carta de su esposa que le avisaba de su abandono.
Los criados lo encontraron llorando con la carta en la mano.
A partir de la tragedia, Bela despidió a los criados y contrató a un ama de llaves.  Pasaba la mayor parte del tiempo en soledad, deprimido, y apartándose de la gente que le brindaba su apoyo. Comenzó a conocer mujeres, a quienes citaba en su casa, prescindiendo bastante seguido de los servicios del ama de llaves.

       Ésta observó que en cada cita se encontraba con una mujer diferente, y aunque apenada por su patrón, tenía esperanzas de que en algún momento encontraría una mujer definitiva.
Un día, mientras Bela conversaba con el Condestable del pueblo, se enteró por medio de este de que probablemente en muy poco tiempo entrarían en guerra.

BELA KISS. El asesino Húngaro

Bela Kiss. El asesino Húngaro

     Ante semejante noticia, Bela lo invitó a su casa a ver las instalaciones que guardaba en el sótano, que consistían en unos depósitos cilíndricos en los que había ahorrado gasolina, por su gran valor en caso de conflicto bélico.
El oficial asombrado, lo felicitó por su carácter previsor.

     Durante este mismo período, en los periódicos se publicaron continuas desapariciones de mujeres. La policía sospechaba de un tal Hoffman, quien tiempo después también terminó desapareciendo.

     Con la llegada de la primera guerra europea, Bela fue disminuyendo cada vez mas sus viajes y sus citas, las cuales fueron definitivamente imposibles cuando fue reclutado para luchar. Entonces Bela alegó que no podría enrolarse porque sufría del corazón, pero tras unos estudios médicos descubrieron que la enfermedad era falsa y terminaron reclutándolo. Antes de partir hacia la guerra, Bela le confió la llave del sótano al Condestable, para que hiciera uso del combustible en caso de que él muriera. Cinco meses después, el pueblo recibió la triste noticia de que Bela Kiss había muerto en un hospital militar de Belgrado.

BELA KISS. El asesino Húngaro

     Tras este acontecimiento, el Condestable hizo pública la generosa donación del húngaro y se dirigió a la casa de Kiss con algunos soldados. Una vez que estuvieron en el sótano, dos soldados intentaron mover alguno de los bidones, pero no pudieron, pues llegaron a la conclusión de que adentro de ellos había algo sólido y que pesaba demasiado. Los hombres abrieron el bidón y quedaron perplejos al descubrir a una joven desnuda, estrangulada con una bufanda de seda y conservada en litros de alcohol.

     Haciendo acopio de valor abrieron el resto de los bidones y encontraron en cada uno de ellos cuerpos jóvenes, desnudos y asesinados del mismo modo, todos ellos macabramente conservados en alcohol.
Sólo había un bidón que contenía gasolina.

Bela Kiss. El asesino Húngaro

     Tras este suceso la policía procedió a investigar la casa, hallaron 10 cuerpos más enterrados en el jardín y 12 en un bosque cercano. En el sótano de la casa, también aparecieron los cuerpos de María y su amante, estrangulados.

      En medio de la investigación se confirmó que el principal sospechoso de las desapariciones de mujeres, Hoffman, era en realidad Bela Kiss, este frío personaje que de manera calmada siempre engañó a todos. El hombre había mantenido correspondencia con más de 20 mujeres gracias a los anuncios matrimoniales de un periódico.

Tiempo después llegó a Czinkota la noticia de que Bela Kiss- El asesino Húngaro no estaba muerto sino que había desertado.

 

User Rating: 0.0 (0 votes)
Sending
Comparte esta historia....
Share on Facebook
Facebook
2Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin